Búsqueda personalizada

jueves, 3 de julio de 2008

¿Pionera y Bautizada?

En mi educación primaria recorrí 4 escuelas, mi mamá perseguía la mejor maestra del pueblo en cada grado y a esa escuela llegaba yo. No importaba cuan cerca o lejos, lo importante era maximizar el aprendizaje de ese grado, cambiaba de amigas, nadie me conocía, en fin, todo diferente. Claro que a la semana todos me querían porque era de esos alumnos que los maestros adoran tener en un aula, tranquila, colaboradora, aplicada, lo hacía todo sin protestar, monitora de todo y me sacaba excelentes notas.

A pesar de mis múltiples cambios de amigas, mi mamá acertó, todavía recuerdo a cada una de mis maestras, seguramente mucho de lo estructurada y organizada que soy hoy se los debo a ellas. Una sola cosa me complicaba cada vez que tenía que cambiar de colegio, era matrícula nueva había que llenar muchos papeles y siempre había una pregunta clave ¿está bautizada?. Estoy segura que cada vez mi mamá se preguntaba ¿que hago?, me miraba con cara de angustia, por suerte al final siempre decía que SI. Mi pregunta siempre era, ¿para qué me preguntan?, si la escuela no era católica ni mucho menos, aún no tengo respuesta lógica para esta pregunta, debo ser muy tonta al buscar una respuesta lógica para todo lo que sucedía, ese es mi problema, ser tan matemática para todo.

Cuando escuché la pregunta por primera vez entraba a 1er grado, mi mamá llenaba los papeles y leía en voz alta, me horroricé ante la idea de que eso fuera excluyente, y pregunté, ¿no se puede ser Pionera y estar bautizada?, me dijeron, claro que si, no te preocupes. Justamente la respuesta era contraria, esos dos atributos en una persona eran incompatibles ideológicamente. Lo bueno es que el sacramento del bautismo es irrevocable, de lo contrario los sacerdotes no habrían dado abasto con tanto trabajo.

5 comentarios:

Libresoy dijo...

Muy bueno y cierto,esa era una pregunta clave y recuerdo también el expediente,mas grande que el libro de Matemáticas y era efectivo,los Profesores o Maestros tenían las de ganar en todas si no haces tal o mas cual cosa te lo pongo en el expediente,que susto aunque las manchas no eran irrevocable como el bautismo,con un regalito Ej,una cajetilla de cigarros quedaba limpiesito jejejej.

Libresoy dijo...

Anita,publique tu blog en el mio,suerte y arriba Cuba sin tirano.

Yo Ana dijo...

Hola Anita, aquí estoy de nuevo leyendo tu crónica de lo increíble, que todos sabemos cuan cierto es. Cuando yo estaba en sexto grado un día la maestra llegó y preguntó: quienes creen en Dios? Recuerdo que fui la única que levantó la mano, me sacaron del aula y me hicieron un interrogatorio. Les dije toda la verdad (había oído decir al cura que era pecado negar a Dios): que en mi casa éramos creyentes, aunque sólo íbamos a la iglesia los días muy importantes, como Noche Buena o Semana Santa. Pues quien te dice que cuando me entregan mi expediente para pasar a la Secundaria lo abro y leo: su familia tiene "problemas ideológicos". en lo adelante hice como Pedro, negué a Dios mucho más de tres veces, y negué todo lo que me preguntaron: si tenía parientes en el extranjero, si me carteaba con alguien, y un largo ecsétera. Solo así pude estudiar y trabajar, eso sí, sin pasarme tampoco al otro bando.

Yo Ana dijo...

Yo de nuevo. Me gusta tanto tu blog que además de hacerte un enlace me tomo la libertad de copiar ahora (porque no veo como hacer un link) tu post y mi comentario en mi blog. Un abrazo, linda mariposa.

Anita dijo...

Yo Ana, para poner un link a este post solo pon
http://degusanosamariposas.blogspot.com/2008/07/pionera-y-bautizada.html

Gracias por leerlo todos los días, ese es el objetivo, saludos, Ana