Búsqueda personalizada

viernes, 8 de agosto de 2008

Un pariente Pincho era la solución a todo.

¿Quién dijo que en Cuba todos son iguales?, ¿Quién dijo que el acceso a las cosas es igual para todos?, esto solo es teoría en los libros de marxismo, Marx y Engels olvidaron un pequeño detalle, la teoría estaba pensada para seres humanos, con defectos y virtudes, con ambiciones, con capacidades diferentes, con educación familiar diferente, cuando estos hombres tuvieran que tomar decisiones no tenían ninguna otra forma de hacerlo que aplicando la realidad de su propia vida.

En los países capitalistas tener un pariente rico o metido en la política no viene nada de mal, en Cuba lo ideal era tener un pariente “Pincho”. Lo primero que hizo la revolución fue terminar con el mercado, la relación de compra-venta en la forma natural en que la conoce el mundo desde antes nuestra era (ane) dejó de existir en Cuba, las cosas que no se distribuían por las libreta de abastecimiento tenían que llegar por las organizaciones sociales como los CDR, la FMC, el PCC, CTC, por ejemplo, materiales de construcción, vacaciones, efectos electrodomésticos, el teléfono, etc., muchas cosas se obtenían a través de estas organizaciones que eran dirigidas por los Pinchos, ellos tenían un gran poder de resolución.

Algunas cosas no era posible comprarlas con dinero, era necesario tener un pariente “Pincho”, mi mamá por ejemplo pasó más de 15 años ansiando un teléfono y por no tener un pariente Pincho no pudo hacer el gancho y violar la cola de solicitudes de teléfonos que tenían miles de personas esperando.

En la ESVOC conocí una chica que la sacaban todos los miércoles a su casa y decían que era porque su papá era “pincho”, había otra que sus padres pasaban viajando al extranjero porque eran “pinchos”, tenían tremendas casas regaladas por la revolución que a su vez se las había quitado a los “burgueses” con la ley de reforma urbana, o a los que se fueron del país.

Los pinchos conocían a los otros pinchos y se enganchaban entre ellos, todo esto a través de una relación muy moderna donde la clave era RESOLVER, sin dinero. Un pariente Pincho era algo muy valioso, te podía hasta sacar de la Jefatura y por supuesto quitarte de arriba un juicio, realmente el Pincho tiene tanto o más poder que un rico en el capitalismo y probablemente con menos trabajo, el pincho solo tenía que adorar el sistema, no era dueño de nada y lo tenía todo, podía administrar el negocio como pobre con lotería, pero si era comunista era un tremendo cuadro, y si salía era hacia el lado o hacia arriba, nunca hacia abajo. El rico tiene la responsabilidad de administrar su fortuna, incrementarla y cuidarla.

En mi familia no hubo Pinchos, tampoco ricos, en todo caso no me han hecho falta ninguno de los dos. ¿Sabe alguien por qué le pusieron “Pinchos”?, es un poco peculiar el nombrecito, ¿cierto?

1 comentario:

ersumo dijo...

Muy bueno tu blog, anita.
Gracias.
Lo de pincho sera porque son los que pinchan, ellos son jeringuilla y nosotros nalgas.
Saludos
eric