Búsqueda personalizada

lunes, 11 de agosto de 2008

La vida en la ESVOC II.

Las mejores amigas que tengo son de la época de la ESVOC, con ellas viví la importante etapa de pasar de niña a mujer, vi desarrollar mi cuerpo y mi mente durante estos 6 vitales años de mi vida, muchos cambios me ocurrieron y mi vida fue marcada para siempre, soy una chica ESVOC y no lo puedo evitar.
¿Cómo era vivir en la vocacional?, en el albergue vivíamos 60 niñas, dentro del cubículo éramos 30 que pertenecíamos al mismo grupo y generalmente éramos de un mismo pueblo. Era como un pijama party permanente, cuando nos acostábamos a las 10 de la noche se sentía el murmullo de la conversación de una cama a otra, los cuentos de misterio y de fantasmas que se asomaban en las ventanas no faltaron en las largas noches de la beca, tampoco la emoción de los nuevos amores, y los chismes de otros cursos o albergues, era divertido decir las buenas noches a 30 niñas que dormían a pocos metros de distancia.
La limpieza del albergue era responsabilidad de nosotras mismas, 1 semana cada cierto tiempo te tocaba quedarte en el horario del campo para limpiar el albergue, era mucho mejor, me encantaba esa semana. Había que limpiar el piso del albergue, baños, lavamanos y todo bien hecho porque pasaban inspección, muchas veces los instrumentos de limpieza había que traerlos de la casa, eran tan malos los que habían en la escuela que preferíamos traer de la casa para poder hacer algo bien hecho. Muchas veces no había agua y había que cargarla con cubos, el problema era cuando dormías en un cuarto piso.
El comedor también era atendido por los mismos alumnos, 1 semana le tocaba el autoservicio al grupo entero, esa semana no se iba al campo y en el comedor había que servir, fregar y ordenar después que todos habían comido, a los varones del curso les encantaba, después terminaban comiendo todo lo que sobraba. Yo acababa agotada, era mucho el trabajo de servir y lavar la loza de mil personas aproximadamente.
La responsabilidad de mantener el orden sobre tus cosas, de lavarse la ropa que se ensucia para que alcance para la semana, de limpiar el albergue, servir en el comedor, y todo lo que significaba vivir lejos de la casa, nos hizo bien a todos, somos autovalentes y no creo que alguien que haya vivido la experiencia de una beca sea incapaz de vivir solo y vivir con orden y cuidado.
Lo más difícil fue vivir en comunidad y tolerar a personas que no tenían absolutamente nada que ver contigo y con la cual jamás habrías vivido. Me molestaba el exceso de comunismo oportunista que tenían algunos, hijas de los Pinchos y estudiando en la escuela preferida del comandante en jefe, era la oportunidad de escalar con rapidez en la nueva sociedad, si no todos, la mayoría de los jóvenes dirigentes de la revolución salió de la vocacional.
A ningún papá se le ocurriría reclamar porque el niño a trabajado mucho o poco, había que agradecer la educación que la revolución te daba gratis, y que no se le olvidara a nadie porque podías ser crucificado por mal agradecido, había que aguantar porque salir de la beca era rajarse, te podías quedar sin escuela si te rajabas.
Me costó volver a escribir sobre la ESVOC, esta etapa de mi vida me produce muchos sentimientos encontrados que son una mezcla de cariño, amistad y también dolor, todo se me junta y quisiera resumirlo en una sola palabra, fue "bueno", y por suerte me salvé de convertirme en un Cuadro más de la juventud y/o el partido.

5 comentarios:

Yoana dijo...

Bueno, yo logré "rajarme" y no perder los estudios, certificado médico mediante. No soportaba aquella carcel chica dentro de la carcel grande. Pero es cierto que a la larga me ayudó a ser autónoma, y mi mejor amiga, hermana de corázón, también la conocí en la beca.

Anónimo dijo...

La ESVOC es lo mismo que los IPVCE?

Anónimo dijo...

Sí, primero se llamaron ESVOC y luego IPVCE

J.Campos dijo...

Hola Anita,

Si estudiaste en La Escuela Vocacional Lenin en La Habana en los 70, coincidimos allí en espacio y tiempo. Mucha gente de esa Escuela aún no ha entrado por primera vez a

www.lalenin.com

Anónimo dijo...

Yo estudie en La Lenin tambien una ESVOC y despues IPVCE, fueron los momentos mas felices de mi vida segun recuerdo, lleno de travesuras, no recuerdo ningun vinculo politico a la verdad, creo que lo peor que nos paso relacionado con politica fue cuando les dio por hacer practicas militares y cerraron los subterraneos para guardar alli las armas,la escuela se puso bien fea despues que cerraron los subterraneos, hasta un heroe tuvimos porque quedo atrapado en una de las correas que tenian que alar de las armas anticohetes,que desastre,pero era mi ultimo ano asi que no lo sufri mucho