Búsqueda personalizada

martes, 14 de octubre de 2008

La evolución de la esclavitud

Las historias de los horrores de la esclavitud que veía cuando era niña en la TV todavía no se borran de mi mente, era el tema favorito de las aventuras de la tarde, la crueldad de la que eran capaces los terratenientes en contra de los negros no me dejaba de sorprender, ¡Que horror¡.

Pobre mi amiguita negra que le tocaba hacer de esclava en el juego, aunque siempre la liberábamos al final tenía que pasar un ratito de esclava, que ingenuidad y ternura infantil, no me daba cuenta que hay muchas formas de esclavitud y todos estábamos en el juego, la esclavitud había evolucionado mucho desde el siglo XVIII, controlar el cuerpo no era suficiente porque la gente se rebela, es necesario controlar la mente.

Los próceres de la guerra de independencia fueron y son mis héroes, por ellos Cuba logró salir de la denigrante esclavitud. Sin embargo, los esclavos del siglo XVIII conocían su destino desde que nacían, sabían que salvo un milagro el destino de su vida era ser esclavo, sin derechos y con maltratos físicos, todas las crueldades que se puedan imaginar. Un siglo después la sociedad había avanzado tanto que logró que los esclavos no se den cuenta que lo son.

Cuba fue el penúltimo(corrección que agradezco a un lector) país de América que se liberó de la esclavitud, el último fue Brasil. Murieron muchos valientes cubanos en la guerra de independencia, ¡que coincidencia ¡ , parece que los cubanos nos quedamos pegados en algunos sistemas sociales y cuesta mucho desprenderse de ellos.Otros países como Chile tienen el record contrario, fue el primero que se liberó de la esclavitud en el siglo XVIII, y el primero en salirse de la fiebre comunista que se gestó en América Latina en la década del 70, ¡ buen tino chilenos¡.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola!

Soy una asidua lectora de tu blog, me gusta mucho francamente, pero en este hay un pequeño detalle que no afecta para nada la calidad de tu post y es que el último país en abolir la esclavitud fue Brasil. Cuba fue el penúltimo, lo que nos hace igualmente apegados a no cambiar cosas.
Saludos y no te pierdas

Anónimo dijo...

Yo sigo siendo esclavo de tus posts. Los echaba de menos.

Anónimo (pero otro, eh, no soy el 1)

Anónimo dijo...

Me parece indecente que felicites a Chile por "ser el primero en salirse de la fiebre comunista que se gestó en América Latina en la década del 70", dejando de lado la siniestra forma en la que "se salió".

Luis Rodriguez dijo...

Fue siniestra la forma en que Chile se salio del comunismo pero tambien fue mas siniestra la forma en que Cuba llego al socialismo, mediante el engaño y la fuerza.

Al menos en Chile aunque fue criminal y alevoso el golpe militar, golpe que costo la vida de muchos inocentes y no inocentes, este no permitio continuar desarrollando un modelo socioeconomico que lo estaba llevando a la ruina.

Hoy Chile sigue siendo un pais con desigualdad social impresionante pero es el que ostenta la economia mas estable y creciente de America Latina.

Cuba en cambio en los años 50 tambien tenia una desigualdad social enorme pero ostentaba el 4to lugar entre las economias latinas mas poderosas.

Hoy Cuba con 50 años de socialismo es uno de los paises mas atrasados de la region y no hay desigualdad social hay miseria por igual para todos menos la cupula que gobierna.

antuan toilette dijo...

A pesar que no estoy de acuerdo con el régimen comunista cubano, he de decir que pinochet no hizo ningún favor a la humanidad...
y sobre todo deciros que si pensais que sois menos esclavos en el capitalismo, no dejais de ser unos locos con los ojos tapados... las injusticias capitalistas hacen que millones de personas esten realmente jodidas y creo que eso no es precisamente dejar de ser esclavos... todos somos esclavos en nuestros puestos de trabajo haciendo enriquecer a personas de chaqueta y corbata y sobre todo y ante todo haciendo emprobrecer indirectamente (o no tan indirectamente) a otras personas. Pos eso sólo puedo decir que somos locos, y me incluyo porque yo también colaboro con el sistema que me destruye como humano.
Un abrazo.